Objetivo: Desarrollar la motricidad fina que afecta a los órganos de la articulación, de forma que el alumno/a pueda adquirir la agilidad y coordinación necesarias para hablar de una forma correcta.

Ejercidos de praxias linguales

–          Sacar y metería lengua de la boca a distintos ritmos.

–          Tocar los labios con la lengua mediante movimientos verticales.

–          Acartuchar la lengua doblando los laterales de la misma,

–          Movimientos giratorios de la lengua en el inferior de la boca.

–          Vibrar la lengua entre los labios.

–          “Barrer» el paladar con el ápice de la lengua.

–          Doblar la lengua en sentido horizontal, formando un canal con la misma éntrelos labios

–          Realizar movimientos de la lengua alrededor de los labios.

–          Realizar el trote del caballo.

–          Hacer fuerza con la lengua sobre ambas mejillas.

–          Morder la lengua primero doblada hacia arriba y después doblada hacia abajo.

–          Afinar la lengua haciendo presión con los labios.

–          Poner la lengua ancha tocando ambas comisuras.

–          Intentar tocar la nariz con la lengua,

Ejercidos de praxias labiales

–          Apretar y cerrar los labios,

–          Sonreír sin abrir la boca,

–          Sonreír con la boca abierta.

–          Sonreír y producir las vocales /i/, /a/

–          Sostener el bolígrafo, lápiz, pajita, e.t.c., con el labio superior a modo de bigote.

–          Realizar “besos de anciano”, hundiendo las mejillas.

–          Proyectar los labios hacia la derecha y hacia la izquierda.

–          Abrir y cerrar la boca como si se bostezara.

Ejercicios de praxias del velo del paladar

–          Bostezar

–          Pronunciar el fonema /k/ varias veces .seguidas.

–          Toser.

–          Emitir ronquidos.

–          Articular las vocales /i/, /u/, /o/, /e/, /a/

Ejercicios de praxias de mandíbula

–          Abrir y cerrar la boca

–          Llevar la mandíbula hacia la derecha.

–          Hacer como si masticáramos un gran chicle.

Todos estos ejercicios se deben realizar delante del espejo imitando al reeducador. Debido a que son muy poco motivadores para el niño/a. se propone la realización de los misinos mediante la confección de un material atrayente

La forma de uso del material mencionado es la siguiente:

— A cada uno de los dibujos le daremos una clave para la realización de los diferentes movimientos práxicos. Los dibujos se realizarán en cartulina, con un tamaño que oscilará entre los 6 o 7 cm recortando posteriormente la silueta de los mismos.

Colocaremos todas las siluetas dentro de una bolsa o caja. El niño/a con los ojos cerrados introducirá la mano, cogerá una de las siluetas e intentará adivinar de que se trata. Una vez visto, se realizará el ejercicio que corresponda, (Ver indicaciones de este material.)

— Estos ejercicios se pueden también realizar por imitación de caras representadas en dibujos. Los dibujéis se realizaran en cartulinas a modo de tarjetas. El niño/a deberá elegir uno para después realizar el mismo gesto